Clara de huevo para perros

¿pueden los perros comer huevos?

En todo el mundo, muchas personas consumen huevos de gallinas domésticas. Son un alimento básico para desayunar y hornear, están deliciosos hervidos o revueltos, y tienen un montón de proteínas. En 2018, se produjeron más de 76,7 millones de toneladas métricas de huevos en todo el mundo (1).

Dado que el consumo de huevos por parte de los humanos ha crecido de forma constante durante décadas, es posible que te preguntes si este alimento favorito para el desayuno también es saludable para los perros. Revisemos si los perros pueden comer huevos y repasemos las distintas variantes de cocción para ver si son seguros para nuestros cachorros.

En general, los huevos se consideran seguros para los perros. Son una fuente de proteínas y grasas altamente digeribles para nuestros compañeros caninos. El huevo cocido medio contiene unas 75 calorías, casi 6 gramos de proteínas y algo más de 5 gramos de grasa.

La fracción proteica de los huevos contiene un perfil completo de aminoácidos esenciales y son muy digeribles, lo que les da la reputación de ser una buena fuente de proteínas alimentarias. Los ovoproductos procesados son un ingrediente común en muchos alimentos comerciales para perros.

¿puedo alimentar a mi perro con huevos todos los días?

Las pruebas cutáneas intradérmicas para detectar alergias alimentarias pueden no ofrecer resultados precisos en todos los perros. Esta prueba puede dar resultados falsos positivos y falsos negativos. En una situación de falso positivo, a pesar de que el perro no es alérgico al alimento cuando lo ingiere, da lugar a una respuesta cutánea alérgica positiva. En cuanto a un falso negativo, algunas alergias alimentarias producen un resultado retardado de una reacción alérgica positiva. Esto hace que el veterinario crea que su perro no es alérgico al alérgeno ya que no vio una respuesta cutánea, pero en realidad es alérgico a él. Otra forma en que la prueba puede resultar en un falso negativo sería cuando la respuesta alérgica está localizada. Por ejemplo, si su perro es alérgico a un alérgeno pero el síntoma sólo se manifiesta en forma de goteo nasal, esto significa que los anticuerpos contra el alérgeno están localizados sólo en la nariz. Dado que los anticuerpos contra el alérgeno están localizados en la nariz y no en todo el cuerpo, no hay anticuerpos en el torrente sanguíneo que provoquen una reacción en el resto del cuerpo, incluida la piel.

Leer más  Diabetes en un perro

¿pueden los perros comer cáscaras de huevo?

Los huevos son una de las fuentes de proteínas perfectas de la naturaleza y están llenos de aminoácidos y ácidos grasos que son muy buenos para la piel y el pelo de su perro. También aportan una gran variedad de vitaminas y minerales, como la vitamina A, la vitamina B, la riboflavina, el folato, el hierro y el selenio, lo que convierte a los huevos crudos en un superalimento para los perros.

De hecho, los huevos ya se utilizan en muchos alimentos comerciales para mascotas, como Nutram, Blue Buffalo y Carna4, para aportar valiosas proteínas y nutrientes esenciales a la dieta. Los huevos son tan saludables que algunas marcas, como Big Country Raw, han empezado a ofrecer huevos crudos congelados de pato y codorniz como complemento de una comida fácil y deliciosa.

¿Son buenos los huevos crudos para los perros? Sí, los huevos son saludables para los perros, así que la pregunta es: ¿Es seguro alimentar a su perro con huevos crudos? Veamos un par de problemas de seguridad comunes cuando se trata de alimentar a los perros con huevos crudos:

Los perros son carnívoros carroñeros, y es su sistema digestivo carnívoro el que les permite comer con seguridad alimentos crudos, como carne, huesos y huevos. El entorno altamente ácido de sus estómagos y el contenido de bilis permiten que las bacterias dañinas, como la salmonela, se instalen en el sistema de su perro.

Beneficios de los huevos para los perros

¿Pueden comerlo los perros? Manzanas, salmón, calabaza, judías, yogur… son alimentos para personas que su perro puede comer sin peligro. Como amante de los perros responsable e informado, probablemente sepa que un exceso de «comida para personas» puede hacer que su perro enferme o tenga sobrepeso, pero hay algunos alimentos para personas que pueden añadirse a las comidas de su perro con moderación para dar un impulso nutricional a la dieta de Queenie y añadir un poco de variedad a su plato de comida. Sólo recuerde: cualquier adición a las comidas de su perro no debe suponer más del 25 por ciento de sus necesidades calóricas semanales.

Leer más  Cuanta agua toma un perro

1. El yogur es una buena fuente de calcio y proteínas. Cuando elija un yogur, elija uno que tenga bacterias vivas activas y que no contenga azúcares ni edulcorantes artificiales. Las bacterias activas pueden actuar como probióticos. Si su perro es regordete, asegúrese de elegir un yogur sin grasa, pero no uno que contenga sustitutos de la grasa (por ejemplo, Simplesse u Olestra). El yogur congelado es un buen regalo de verano para los perros.

2. Las semillas de lino (molidas o en aceite) son una buena fuente de ácidos grasos omega-3, que son ácidos grasos esenciales buenos para la piel y el pelo. Las semillas de lino enteras son mejores si se muelen justo antes de alimentar al perro, ya que este tipo de grasa puede enranciarse rápidamente. Las semillas de lino también pueden añadirse a la dieta de su perro como fuente de fibra. El aceite de lino es una forma más concentrada de ácidos grasos omega 3 sin la fibra. Asegúrese de guardar el aceite o las semillas en el frigorífico en un recipiente oscuro y hermético.