Alimentos altos en hidratos

fresa

La fibra prebiótica que se encuentra en la avena ayuda a alimentar los probióticos de tu cuerpo, las bacterias amistosas que viven en tu tracto gastrointestinal. Además, las investigaciones han relacionado el betaglucano, un tipo de fibra soluble que se encuentra en la avena, con la reducción del colesterol: 17 recetas de avena de la noche a la mañana que prácticamente se hacen solas

Las patatas son potentes nutrientes: pueden contener hasta 4 gramos de proteína vegetal, casi 5 gramos de fibra y el 25% del potasio que necesitas para el día. Siempre que las hornees, las asestimes, las cocines a la parrilla o las hiervas, estarás en buenas manos con una patata de confianza, ya sea blanca, morada, azul o dulce (también conocida como naranja). Elige ½ patata grande o una pequeña como tamaño de la ración, condimenta como lo harías con cualquier otra verdura y listo.

La quinoa es un grano rico en proteínas, fibra, vitaminas y minerales. ¿Qué le da la ventaja nutricional en comparación con otros granos? Tiene más vitaminas B que otros cereales como la cebada, el centeno, el arroz y el maíz. Estas importantes ayudas contribuyen a convertir los alimentos que consumes en el combustible que utilizas para obtener energía. RELACIONADO: Las mejores recetas para comer quinoa

alimentos saludables ricos en carbohidratos

Los alimentos ricos en carbohidratos saludables son alimentos integrales no procesados o mínimamente procesados que también tienen fibra, vitaminas, minerales y fitonutrientes, según la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard.

¿Cuántos carbohidratos necesitas? Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., entre el 45 y el 65 por ciento de las calorías diarias deben proceder de los hidratos de carbono. Esto significa que si sigues una dieta de 2.000 calorías, debes procurar que 1.100 calorías provengan de los hidratos de carbono, es decir, 275 gramos, al día.

Aunque entre el 45 y el 65 por ciento de las calorías provengan de los carbohidratos parece mucho, eso no significa que debas recurrir a los pretzels blandos y a los batidos para la mitad de tus comidas. Elige opciones llenas de nutrientes cuando decidas qué comer: Haz que la mitad de tus cereales sean integrales, llena la mitad de tu plato con frutas y verduras y elige alimentos con menos azúcar añadido, según las Guías Alimentarias para los Estadounidenses 2020-2025.

Los boniatos también tienen una sustancia química vegetal natural llamada beta-caroteno (un precursor de la vitamina A) y son ricos en vitamina B6, vitamina C, potasio y fibra. Pruébalos en estas creativas recetas con boniato.

vegetales

Lo más importante es el tipo de carbohidrato que elijas comer, porque algunas fuentes son más saludables que otras. La cantidad de hidratos de carbono en la dieta -alta o baja- es menos importante que el tipo de hidratos de carbono en la dieta. Por ejemplo, los cereales integrales y saludables, como el pan integral, el centeno, la cebada y la quinoa, son mejores opciones que el pan blanco altamente refinado o las patatas fritas. (1)

Mucha gente se confunde con los hidratos de carbono, pero hay que tener en cuenta que es más importante consumir hidratos de carbono procedentes de alimentos saludables que seguir una dieta estricta que limite o cuente el número de gramos de hidratos de carbono consumidos.

Los alimentos ricos en carbohidratos son una parte importante de una dieta saludable. Los hidratos de carbono proporcionan al cuerpo glucosa, que se convierte en energía utilizada para apoyar las funciones corporales y la actividad física. Pero la calidad de los carbohidratos es importante; algunos tipos de alimentos ricos en carbohidratos son mejores que otros:

El Plato de la Alimentación Saludable recomienda llenar la mayor parte del plato con hidratos de carbono saludables: las verduras (excepto las patatas) y las frutas ocupan aproximadamente la mitad del plato, y los cereales integrales, una cuarta parte.

función de los hidratos de carbono

Los hidratos de carbono son azúcares y moléculas de cadena larga formadas por azúcares. Son las principales fuentes de energía del cuerpo humano. Aunque la energía también procede de las grasas y las proteínas, los hidratos de carbono proporcionan una fuente inmediata de energía al organismo en forma de glucosa. Sólo cuando la glucosa en sangre disminuye hasta un determinado nivel, por ejemplo durante el ayuno o el ejercicio, el cuerpo moviliza la energía almacenada en las grasas y las proteínas.

Hay dos grandes grupos de hidratos de carbono en la dieta: los simples y los complejos. Estos dos grupos tienen perfiles y valores nutricionales diferentes. Los hidratos de carbono simples son azúcares como la glucosa, la fructosa, la sacarosa y la lactosa, mientras que los hidratos de carbono complejos están formados por largas cadenas de esos azúcares simples. El carbohidrato dietético complejo más común es el almidón. Otro tipo de carbohidrato complejo es la fibra dietética, que no proporciona energía pero es necesaria por muchas otras razones.

Los hidratos de carbono son la principal fuente de energía del cuerpo humano. Una vez ingeridos, todos los hidratos de carbono de los alimentos acaban convirtiéndose en glucosa, que es transportada por el torrente sanguíneo y entregada a las células para su uso en la producción de energía. Cuando la glucosa no se necesita inmediatamente, se almacena en forma de glucógeno en el hígado y los músculos, que puede convertirse rápidamente en glucosa para obtener energía cuando se necesite. Cuando las personas comen demasiados carbohidratos, las reservas de glucógeno pueden saturarse. Cuando esto ocurre, el exceso de energía de los hidratos de carbono se convierte en grasa para el almacenamiento de energía a largo plazo, lo que provoca un aumento de peso.