Cuidados de un pomerania de 2 meses

Bichón frisé

Este artículo ha sido redactado por Pippa Elliott, MRCVS. La Dra. Elliott, BVMS, MRCVS es una veterinaria con más de 30 años de experiencia en cirugía veterinaria y en la práctica de los animales de compañía. Se licenció en medicina y cirugía veterinaria por la Universidad de Glasgow en 1987. Lleva más de 20 años trabajando en la misma clínica de animales de su ciudad natal.

Este artículo ha sido redactado por Pippa Elliott, MRCVS. La Dra. Elliott, BVMS, MRCVS es una veterinaria con más de 30 años de experiencia en cirugía veterinaria y en la práctica de los animales de compañía. Se licenció en medicina y cirugía veterinaria por la Universidad de Glasgow en 1987. Lleva más de 20 años trabajando en la misma clínica de animales de su ciudad natal. Este artículo ha sido visto 107.053 veces.

Resumen del artículoPara cuidar a tu cachorro de Pomerania, aliméntalo con comida de alta calidad para perros pequeños 3-4 veces al día, y asegúrate de que tiene acceso a agua fresca en todo momento. Además, crea una zona de descanso cómoda para tu cachorro y entrénalo para que duerma entre 18 y 20 horas al día, lo que es típico de los pomeranias. Intenta entrenar a tu cachorro para ir al baño, pero no esperes que pueda aguantar más de una hora por cada kilo que pese. También debe reservar un tiempo cada día para jugar con su cachorro, sacarlo a pasear y cepillar y peinar su pelaje. Para obtener información de nuestro revisor veterinario sobre cómo entrenar a su cachorro de pomerania y mantenerlo sano, siga leyendo.

Leer más  160 gramos de proteina al dia

Cómo entrenar a un pomerania de 3 meses

Si ha obtenido su cachorro de pomerania de un criador, la mayoría le exigirá que lleve a su nuevo cachorro al veterinario en un plazo determinado, que suele ser de 24 a 72 horas. Esto es para asegurarse de que el veterinario esté de acuerdo con que el cachorro goza de buena salud según el contrato que se le entregó.  Los criadores de renombre

tendrán garantías sanitarias por escrito de que si se encuentra algún problema genético de salud, el cachorro puede ser devuelto y usted puede recibir un cachorro de reemplazo.  Aunque es muy común que los propietarios no quieran cambiar un cachorro porque ya se han enamorado, es importante conocer el estado de salud de su cachorro.

importante conocer el estado de salud de su Pom.Dado que esta ventana de tiempo es muy pequeña, usted querrá tener el veterinario ya elegido, y si puede, una cita ya fijada.E independientemente de un contrato de salud o no, usted querrá saber si su Pom está sano.

Además, parte del cuidado de su cachorro Pom incluye las vacunas y desparasitaciones oportunas.  Las vacunas para cachorros comienzan a las 6 semanas de edad y continúan hasta las 16 semanas. Después de esto, habrá vacunas de refuerzo.  El mejor veterinario para su nuevo cachorro de pomerania puede no ser el más cercano a usted. Es posible que desee visitar unos cuantos en su zona antes de decidirse. Puede ser beneficioso optar por uno que tenga experiencia con razas de juguete; sin embargo, el horario de la consulta y la forma en que se manejan los asuntos fuera de horario son cosas que también hay que tener en cuenta.

Cómo cuidar a un pomerania

Sin embargo, en aquella época, esta raza de perro no era el Pomerania que conocemos hoy en día. En aquel entonces, el Pomerania era una raza de perro grande que sólo estaba disponible en color blanco. Hoy en día, la raza de perro Deutscher Spitz es más pequeña y puede ser vista en una amplia gama de colores, incluyendo el negro, el bronceado, el naranja, el marrón y el gris.

Leer más  Cuantas veces comer pollo a la semana

Los pomeranos son descendientes de los perros de trabajo del Ártico que se encuentran en las regiones pomeranas de Polonia y el norte de Alemania. Estos perros se utilizaban originalmente para proteger las casas, tirar de carros y trineos y cuidar del ganado. Sin embargo, hoy en día, los pomeranos se adoptan principalmente como mascotas y compañeros cariñosos. Estos perros se distinguen por ser inteligentes, curiosos y súper enérgicos. Pueden dar vida a cualquier casa con su alegre presencia.

Si ya tiene un pomerania o está pensando en tener uno en un futuro próximo, debe saber cómo cuidar de esta raza de perro. A continuación le ofrecemos algunas formas útiles de cuidar a un pomerania.

Aunque los pom son muy inteligentes y aprenden rápido, son bastante independientes y pueden no escuchar sus órdenes de inmediato. El truco es ser paciente con ellos. No se les puede dar órdenes, ya que esto puede provocarles graves problemas de comportamiento. Además, si no los entrena correctamente, su pomerania puede poner la casa patas arriba.

Cómo cuidar el pelo de un pomerania

Una guía sencilla para el cuidado de los pomerania que le ayudará a mantener a su animal feliz y saludable. Los pomerania (a menudo llamados «Poms») pueden parecer adorables polvorones, pero son perros pequeños y valientes que tienen mucha personalidad en sus pequeños cuerpos. Son muy inteligentes, seguros de sí mismos, vivaces y definitivamente extrovertidos, pero pueden ser desconfiados con los perros y personas extrañas, y creen que son material de «perro guardián». Por lo general, los pomerania son perros bastante sanos y robustos, y pueden ser excelentes mascotas para la familia, pero, como ocurre con muchas razas pequeñas, si tiene niños pequeños tendrá que estar muy atento para evitar que el cachorro se haga daño por accidente.Utilice estos enlaces rápidos para ir a secciones específicas de este artículo:

Leer más  Pueden comer papas cocidas los perros

Una parte importante de los cuidados del pomerania es mantener a su cachorro/perro sano.Aunque suelen ser bastante sanos y robustos, esta raza tiene algunos problemas de salud que debe conocer, entre ellos:La hipoglucemia no es infrecuente, incluso en los cachorros, y puede causar

Si desea saber cuál es la mejor raza para una familia joven, visite mi página sobre las mejores razas de perros para niños.Es una buena idea que su perro pequeño esté cubierto por un seguro médico para mascotas, para que cualquier accidente, lesión o enfermedad grave no le haga vaciar su cuenta de ahorros.