Efectos de la proteina en los riñones

Cálculos renales proteicos

Una dieta bien equilibrada le proporciona cada día las cantidades adecuadas de proteínas, calorías, vitaminas y minerales. Seguir una dieta saludable, mantenerse físicamente activo y tomar todos los medicamentos según lo prescrito son elementos importantes para mantenerse sano y sentirse bien.

Los alimentos que son buenas fuentes de calcio suelen tener un alto contenido en fósforo. Su dietista o proveedor de atención médica le dirá si necesita limitar el calcio. Hable con su médico antes de tomar cualquier suplemento de vitamina D o de calcio sin receta.

Las proteínas vegetales son malas para los riñones

Lindsay Boyers es una nutricionista holística con una licenciatura en alimentación y nutrición y un certificado en consultoría de nutrición holística. Tiene experiencia en nutrición funcional y actualmente está estudiando para su examen de RD.

Los estadounidenses gastan miles de millones de dólares en suplementos cada año en un intento de mejorar su salud; sin embargo, algunos expertos piensan que las bebidas altas en proteínas y los riñones no son una buena combinación. Hay algunas pruebas de que consumir demasiadas proteínas puede aumentar el riesgo de desarrollar cálculos renales.

Sin embargo, para la mayoría de las personas sanas, el riesgo es bajo. Por otra parte, si tiene una enfermedad renal, debe controlar su consumo de proteínas. Puede ser mejor evitar las bebidas proteicas por completo. Siga siempre los consejos de su médico o de un nutricionista cualificado que conozca su historial médico.

Leer más  Vitaminas de humanos para gatos

Para comprender por qué las proteínas pueden afectar a los riñones, es útil entender cómo funcionan realmente los riñones. Los riñones, situados justo debajo de la caja torácica a cada lado de la columna vertebral, son uno de los principales órganos de filtración del cuerpo. Su función principal es filtrar los desechos y el líquido sobrante de la sangre y luego del cuerpo, a través de la orina. Los riñones también filtran subproductos metabólicos, como el ácido, para mantener el equilibrio adecuado de agua, sal y electrolitos.

¿cuántas proteínas se pueden consumir con una enfermedad renal?

Seguir una dieta rica en proteínas no parece dañar los riñones o el hígado, a menos que haya daños y disfunciones preexistentes. Es posible que un aumento drástico de la ingesta de proteínas en un periodo de tiempo corto pueda provocar efectos adversos en el hígado y los riñones, pero no hay pruebas de ello. La salud ósea tampoco parece verse afectada o beneficiada por el consumo de proteínas.

No se preocupe si tiene los riñones sanos y controle su consumo de proteínas si tiene los riñones dañados. Puede ser prudente aumentar gradualmente la ingesta de proteínas a niveles más altos en lugar de lanzarse con los dos pies a la vez, pero no hay mucho sobre este tema.

Al observar a los atletas masculinos activos y medir la creatinina, la albúmina y la urea en la orina, no se observaron cambios significativos en los rangos de dosis de 1,28-2,8g/kg de peso corporal[1]. El estudio anterior duró 7 días, pero la investigación de la encuesta respalda esta falta de asociación (en mujeres posmenopáusicas)[2]. Aunque la «proteína alta» se definió como 1,1+/-0,2g/kg de peso corporal, se asoció con una mejor tasa de filtración glomerular. [El estudio de Nurse (encuesta) corrobora estos resultados, pero también sugiere que esta aparente falta de daño no es válida para la insuficiencia renal (daño) y que las proteínas animales no lácteas se asocian al daño en mayor grado que otras proteínas[3].

Leer más  Chocolate perros cantidad

Efecto de la dieta alta en proteínas sobre el gfr

Una dieta bien equilibrada le proporciona cada día las cantidades adecuadas de proteínas, calorías, vitaminas y minerales. Seguir una dieta saludable, mantenerse físicamente activo y tomar todos los medicamentos según lo prescrito son elementos importantes para mantenerse sano y sentirse bien.

Los alimentos que son buenas fuentes de calcio suelen tener un alto contenido en fósforo. Su dietista o proveedor de atención médica le dirá si necesita limitar el calcio. Hable con su médico antes de tomar cualquier suplemento de vitamina D o de calcio sin receta.