Comida casera para perros con alergia alimentaria

Receta de comida casera hipoalergénica para perros

Rachel Ng es una escritora y editora de California que ha escrito historias sobre viajes con mascotas. Anteriormente ocupó puestos editoriales en Los Angeles Times, Bon Appetit, Fit Pregnancy y Mom & Baby.

El rascado excesivo, la urticaria, la pérdida de pelo, las erupciones o las infecciones de oídos y pies pueden ser señales de que su perro sufre sensibilidad o alergias alimentarias. En algunos casos, su cachorro puede incluso sufrir problemas gastrointestinales, como vómitos y diarrea. Aunque en Internet y en las tiendas de animales hay alimentos especializados para perros hipoalergénicos y de prescripción, es posible que prefiera elaborar su propia comida casera para perros alérgicos. Al fin y al cabo, tendrá un mayor control sobre los ingredientes con los que alimenta a su perro y evitará los aditivos difíciles de pronunciar y cargados de sustancias químicas.

En primer lugar, querrá descartar otros posibles desencadenantes de alergias, como las picaduras de pulgas, el polvo, el polen, la hierba o el moho. Cuando un perro es alérgico a un determinado tipo de alimento, sus intestinos pueden inflamarse, lo que provoca un sobrecrecimiento bacteriano o de hongos, que puede afectar a otras partes de su cuerpo, sobre todo al trasero y las orejas.

Olewo remolacha roja deshidratada…

¿Tiene tiempo para preparar la cena de su perro? ¿Su veterinario le desaconseja hacerlo? Con un poco de educación, regular la dieta de un perro con comida casera no tiene por qué ser ciencia espacial, ni dar miedo. Es una forma estupenda de asegurarse de que su canino consume algo diseñado para sus necesidades únicas, y también otra forma de decir «te quiero».

Ahí es donde la comida casera para perros puede entrar en juego.  A continuación le ofrecemos algunos consejos y recetas de comida saludable para perros, teniendo en cuenta factores como la edad, el tamaño y los problemas de salud de su perro.

También pueden añadirse suplementos recomendados por el veterinario, desde ácidos grasos omega-3 hasta aceite de hígado de bacalao y vitaminas específicas para las necesidades de su perro.  El arroz es común para cumplir con el cociente de carbohidratos, y el arroz integral es más saludable que el blanco. Las verduras pueden variar, y las fuentes de grasa pueden ser la piel de ave, las semillas de lino molidas y otras fuentes. Para obtener información básica, consulta este artículo.

Lo que hay que dar de comer a un cachorro va a diferir un poco de sus años posteriores. Como regla general, los perros necesitan consumir alrededor del 2-3% de su peso corporal al día.  Sin embargo, un perro joven necesita el extremo superior de esa cifra (o un poco más) durante las temporadas de crecimiento rápido.

Remolacha roja deshidratada olewo…

Al igual que nosotros, los perros necesitan una variedad de alimentos orgánicos y nutrientes para una dieta equilibrada.  Las verduras son ricas en fibra, minerales, antioxidantes, enzimas y fito-nutrientes que no se encuentran en la carne. Es importante alimentar a su perro con diferentes tipos de verduras, ya que cada tipo ofrece su propia gama de nutrientes.

Sumergir las verduras rápidamente en agua caliente hirviendo y luego en agua muy fría, lo que se conoce como escaldado, es una gran opción para preparar las verduras. El escaldado limpia la superficie de las verduras de la suciedad y conserva tanto las vitaminas como el sabor. También es una alternativa saludable para los humanos porque no se necesita aceite para cocinar. Para más información sobre los distintos tipos de escaldado, consulta estas instrucciones.

El vapor es un método excelente para cocinar las verduras que no requiere sumergirlas en agua hirviendo. La cocción al vapor hace que las verduras se cuezan por completo, conservando su color y sabor brillantes y gran parte de su contenido en nutrientes.

Para obtener los máximos beneficios y la máxima digestibilidad, las verduras se pueden licuar hasta convertirlas en un puré crudo. Algunas verduras, como el apio y las espinacas, no necesitan cocinarse antes de licuarlas. Las hortalizas de raíz, como las zanahorias y los boniatos, deben escaldarse o cocerse al vapor para poder licuarlas.  El puré de verduras rompe las paredes celulares del material vegetal, lo que facilita la digestión de los perros.

Receta de comida casera para perros con picores

Aunque muchos de nosotros hemos oído que no se debe alimentar a su cachorro con las sobras del pavo de Acción de Gracias, servir a su perro pavo molido sin condimentar puede ser una gran fuente de proteínas magras. Esta receta utiliza proteínas magras, arroz y grasas saludables para crear una comida que sea fácilmente digerible para su cachorro.

Hay pocas cosas más difíciles que conseguir que un perro con alergias coma cuando es quisquilloso. Esta receta es irresistible incluso para los cachorros más quisquillosos y contiene Omega-3 y alimentos ricos en calcio