Alimentos que no pueden comer los perros y gatos

Alimentos que no pueden comer los perros y gatos

Judías verdes

Todos sabemos que debemos poner nuestras casas a prueba de niños para mantenerlos a salvo, pero ¿qué pasa con la «prueba de mascotas» en nuestras casas también? En su casa o en sus alrededores pueden existir muchos peligros comestibles y no comestibles para su mascota. Conocer estos peligros puede ayudarle a hacer de su casa un lugar más seguro para su mascota.

Algunos alimentos y bebidas que usted considera sabrosos pueden ser peligrosos para su mascota. Por muy tentador que sea compartir la comida o la bebida con tu amigo de cuatro patas, ¡resiste! Algunos de los artículos comestibles más peligrosos son:

Aunque no son necesariamente tóxicos, algunos alimentos pueden causar una obstrucción gastrointestinal (un bloqueo en el tracto digestivo) si su mascota los ingiere. Por ejemplo, los huesos de aguacate, las mazorcas de maíz y los huesos pueden atascarse en el esófago, el estómago o los intestinos de su mascota.

Los huesos de las frutas del género Prunus de árboles y arbustos, que incluye las cerezas, las nectarinas, los melocotones y las ciruelas, contienen cianuro, pero la intoxicación por cianuro es rara, a menos que su mascota coma muchos huesos y los mastique. Los huesos deben ser triturados o molidos para liberar el cianuro. El mayor riesgo para los perros y gatos que comen estos huesos de fruta es una obstrucción gastrointestinal.

Arándanos

Ciertos alimentos que son buenos para los humanos pueden ser peligrosos e incluso tóxicos para las mascotas, lo que provoca diversos problemas de salud. Proteja a su perro o gato impidiéndole que coma estos alimentos peligrosos.

Cuando se pregunta a alguien «¿Qué alimentos son tóxicos para los perros?», el chocolate suele ser el primero en venir a la mente. La toxicidad del chocolate puede provocar vómitos, diarrea, arritmias cardíacas y convulsiones, e incluso puede ser mortal. Esto se debe a un ingrediente del chocolate llamado teobromina, que puede ser venenoso para las mascotas. Cuanto más oscuro sea el chocolate y más pequeño sea el perro, mayor será el peligro. Consulte a su veterinario si su perro lo come.

Las colas se mueven ante el olor de las hamburguesas con queso y alto contenido en grasa, el bacon y los alimentos fritos, pero no ceda a sus ruegos. Aunque estos alimentos no son tóxicos, su consumo puede provocar vómitos, diarrea y gases, y puede dar lugar a pancreatitis y problemas gastrointestinales.

Se acabó el premiar a tu mascota con la grasa recortada de tu filete, pollo o cerdo. Se corre el riesgo de provocar problemas de páncreas e hígado. Ten cuidado también con los huesos sobrantes; los huesos cocidos son más propensos a astillarse, y los trozos afilados de hueso pueden desgarrar los órganos digestivos y provocar hemorragias internas.

Plátano

Si quiere compartir algunos de sus alimentos favoritos con su compañero felino, probablemente se pregunte qué pueden comer los gatos y si pueden comer alimentos humanos. La respuesta a esta pregunta es: depende del alimento. Mientras que algunos alimentos son seguros para el consumo felino, otros pueden causar graves problemas de salud o incluso envenenamiento.

Consejo profesional: Un plan de seguro para mascotas es una buena idea para todos los gatos, incluso los que se quedan dentro de casa, porque cualquier gato puede hacerse daño y acabar necesitando atención veterinaria. Por ejemplo, su gatito podría comer algo que no debería o sufrir enfermedades como la diabetes. Al contratar un seguro para mascotas, podrás darle los mejores cuidados posibles sin preocuparte por los aspectos económicos.

Los gatos pueden comer la mayoría de las frutas, pero sólo en pequeñas cantidades. Esto se debe a que las frutas tienen un alto contenido de azúcar y podrían hacer que su gato tuviera sobrepeso o le causaran diabetes si se las diera en grandes cantidades. Además, siempre hay que lavar bien las frutas antes de ofrecérselas a su gatito y retirar las partes que puedan ser difíciles de masticar y tragar, como la piel y las semillas.

Lista imprimible de alimentos tóxicos para perros

Los perros no son exigentes con la comida ni mucho menos. Sin embargo, esto no significa que todo lo que comen sea bueno para ellos. Como padre de un perro, debe saber cómo le afectan ciertos alimentos.

Con demasiada frecuencia, nuestros perros ingieren alimentos que no deberían. Algunos de esos alimentos son tóxicos para los perros y requieren un tratamiento veterinario inmediato, que puede costarle cientos o miles de dólares. Si tiene un seguro para mascotas, las intoxicaciones accidentales pueden estar cubiertas, lo que puede ayudarle a ahorrar dinero y a centrarse en la salud de su perro.

Pero tanto si tiene un seguro para mascotas como si no, debe saber qué alimentos no son seguros para su perro, para poder mantenerlo a salvo. Le ayudamos ofreciéndole listas de los alimentos que los perros no pueden comer y de algunos que pueden comer con seguridad.

Alimentos que son perfectamente aptos para el consumo humano pueden ser tóxicos para su perro, lo que supone una grave amenaza para su salud y bienestar. Algunos alimentos pueden provocar vómitos, diarrea, malestar estomacal, debilitamiento de la respiración, problemas renales, convulsiones e incluso la muerte.

¿Por qué? Porque el metabolismo del perro es diferente al nuestro. El metabolismo es el proceso de descomponer los alimentos y convertirlos en energía.  El cuerpo de su perro no puede procesar todos los tipos de alimentos como lo hace el suyo, por lo que los alimentos que están bien para usted pueden ser una mala noticia para su perro.