Acidificar orina gato

Ph de la orina del gato 7

Por el contrario, en los gatos menores de 10 años, la causa más común de los signos del tracto urinario inferior es la FLUTD idiopática (iFLUTD o cistitis intersticial felina [FIC]), que representa más del 50 por ciento de los casos, con un 20 por ciento adicional de pacientes que muestran tapones uretrales. Se cree que estos surgen de la inflamación con amalgama de cristales. Esto ha llevado a muchos médicos a creer que se trata de un subconjunto de la iFLUTD, y que estas dos formas representan aproximadamente el 75% de los casos (Caney, 2011). Entre el 15 y el 21 por ciento de los casos menores de 10 años tendrán urolitiasis, mientras que sólo entre el uno y el dos por ciento de los gatos menores de 10 años se encuentran con IU. El manejo dietético es importante en el control tanto de la urolitiasis como de la iFLUTD (Bartges, 2002).

La formación de urolitos no es una enfermedad en sí misma, sino que puede ocurrir como una complicación de otro trastorno. Por ejemplo, se ha informado de que el 35% de los gatos que presentan urolitos de oxalato cálcico son hipercalcémicos. En otros casos, la etiopatogenia subyacente puede no estar dilucidada (Bartges y Kirk, 2006).

¿qué significa un ph bajo en la orina del gato?

El pH ideal de la orina debería ser de 7,0-7,5 en perros y de 6,3-6,6 en gatos. Si el pH de la orina se mantiene por debajo de estos valores tras la modificación de la dieta, puede administrarse citrato de potasio a razón de 80-150 mg/kg/día, PO, dividido bid-tid, para aumentar el pH. El cloruro de amonio (200 mg/kg/día, PO, dividido tid) y la dl-metionina (1.000-1.500 mg/cat/día, PO) son los acidificantes urinarios de elección. La acidificación crónica de la orina, y la consiguiente acidosis, puede ser perjudicial y no debe instituirse sin una evaluación completa del animal.

Leer más  Que hago si mi cachorro no quiere comer

Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, EE.UU. (conocido como MSD fuera de los EE.UU. y Canadá) es un líder global en el cuidado de la salud que trabaja para ayudar al mundo a estar bien. Desde el desarrollo de nuevas terapias que tratan y previenen enfermedades hasta la ayuda a las personas necesitadas, estamos comprometidos con la mejora de la salud y el bienestar en todo el mundo.    El Manual de Veterinaria se publicó por primera vez en 1955 como un servicio a la comunidad.    El legado de este gran recurso continúa hoy en día en las versiones en línea y en la aplicación móvil.

Ph alto y proteínas en la orina del gato

Se sabe que el pH de la orina de un gato puede estar directamente relacionado con la salud de su tracto urinario. ¿Está su gato en peligro de desarrollar cristales en su tracto urinario, cristales que pueden conducir al desarrollo de cálculos y a una potencial obstrucción urinaria? ¿Cómo afecta su dieta al pH de la orina de su gato y al riesgo de formación de cristales? A continuación, le ayudamos a desvelar el misterio del rango deseado de pH de la orina felina y cómo estas cifras pueden correlacionarse con la salud del tracto urinario del gato.

Los gatos son especialmente vulnerables a los problemas de pH. Cuando el pH es demasiado alto o demasiado bajo, pueden formarse cristales en la orina del gato. Los cristales pueden combinarse y con otros materiales en la orina formar arenilla y piedras que irritan, sangran y/o bloquean.  Un gato con la uretra obstruida (el conducto que drena la orina del cuerpo) morirá sin un tratamiento rápido.

Leer más  Calcio natural para perros

Los gatos necesitan una orina ácida para mantener la salud del tracto urinario. Aunque el rango varía en determinadas circunstancias, el consenso de los expertos parece ser que entre 6,3 y 6,6 es un rango saludable.  (Cuanto más bajo sea el pH, más ácida será la orina.) Un pH superior a este rango puede provocar el crecimiento de estruvitas (cristales de fosfato amónico de magnesio). Un pH inferior a este rango puede provocar la formación de cristales de oxalato de calcio.

Alcalinidad anormal de la orina del gato

Se sabe que el pH de la orina de un gato puede estar directamente relacionado con la salud de su tracto urinario. ¿Está su gato en peligro de desarrollar cristales en su tracto urinario, cristales que pueden conducir al desarrollo de cálculos y a una potencial obstrucción urinaria? ¿Cómo afecta su dieta al pH de la orina de su gato y al riesgo de formación de cristales? A continuación, le ayudamos a desvelar el misterio del rango deseado de pH de la orina felina y cómo estas cifras pueden correlacionarse con la salud del tracto urinario del gato.

Los gatos son especialmente vulnerables a los problemas de pH. Cuando el pH es demasiado alto o demasiado bajo, pueden formarse cristales en la orina del gato. Los cristales pueden combinarse y con otros materiales en la orina formar arenilla y piedras que irritan, sangran y/o bloquean.  Un gato con la uretra obstruida (el conducto que drena la orina del cuerpo) morirá sin un tratamiento rápido.

Los gatos necesitan una orina ácida para mantener la salud del tracto urinario. Aunque el rango varía en determinadas circunstancias, el consenso de los expertos parece ser que entre 6,3 y 6,6 es un rango saludable.  (Cuanto más bajo sea el pH, más ácida será la orina.) Un pH superior a este rango puede provocar el crecimiento de estruvitas (cristales de fosfato amónico de magnesio). Un pH inferior a este rango puede provocar la formación de cristales de oxalato de calcio.