Alimentos que contienen l carnitina

Efectos secundarios de la l-carnitina

Michelle Kerns escribe para diversas publicaciones impresas y en línea y se especializa en temas de literatura y ciencia. Es columnista de libros desde 2008 y miembro del Círculo Nacional de Críticos de Libros. Kerns estudió literatura inglesa y neurología en la UC Davis.

La carnitina ayuda al metabolismo energético y elimina los compuestos tóxicos de las células. La mayoría de las personas sanas sintetizan toda la carnitina que necesitan a partir de los aminoácidos metionina y lisina, pero algunas enfermedades y fármacos pueden reducir la concentración en el organismo. La mayoría de los alimentos de origen animal son buenas fuentes de L-carnitina, la forma biológicamente activa de la carnitina. Si eres vegano o te preocupa tu nivel de carnitina, habla con tu médico.

La carne de vacuno es una de las fuentes naturales más ricas en carnitina: una ración de 3 onzas de bistec aporta aproximadamente 81 miligramos de este compuesto y la carne picada contiene unos 80 miligramos. Para limitar la ingesta de grasa y colesterol, elija cortes magros que tengan 95 miligramos o menos de colesterol, 4,5 gramos o menos de grasa saturada y menos de 10 gramos de grasa total en cada porción de 3 onzas. La Escuela de Salud Pública de Harvard recomienda no consumir más de 3 onzas de carne roja como la de vacuno a la semana.

L-carnitina en las verduras

La L-Carnitina (ácido β-hidroxi-γ-N-trimetilaminobutírico) es un derivado del aminoácido lisina (Figura 1). Se aisló por primera vez de la carne (carnus en latín) en 1905. Sólo el isómero L de la carnitina es biológicamente activo (1). La L-Carnitina parecía actuar como una vitamina en el gusano de la harina (Tenebrio molitor) y por ello se denominó vitamina BT (2). Sin embargo, la vitamina BT es un nombre erróneo porque los seres humanos y otros organismos superiores pueden sintetizar la L-carnitina (véase Metabolismo y biodisponibilidad). En determinadas condiciones, la demanda de L-carnitina puede superar la capacidad de un individuo para sintetizarla, lo que la convierte en un nutriente condicionalmente esencial (3, 4).

Leer más  Pienso brit opiniones

Los seres humanos pueden sintetizar L-carnitina a partir de los aminoácidos lisina y metionina en un proceso de varios pasos que ocurre en varios compartimentos celulares (citosol, lisosomas y mitocondrias) (revisado en 6). En diferentes órganos, la lisina unida a las proteínas se metila para formar ε-N-trimetilisina en una reacción catalizada por lisina metiltransferasas específicas que utilizan la S-adenosilmetionina (derivada de la metionina) como donante de metilo. La ε-N-trimetil-lisina se libera para la síntesis de carnitina por hidrólisis de proteínas. En la biosíntesis endógena de L-carnitina intervienen cuatro enzimas (Figura 2). Todas ellas son ubicuas, excepto la γ-butirobetaína hidroxilasa, que está ausente en el músculo cardíaco y esquelético. Sin embargo, esta enzima está muy expresada en el hígado, los testículos y el riñón humanos (7).

Alimentos veganos ricos en l-carnitina

Las investigaciones relacionadas con la dieta parecen complicadas. Un estudio dice que beber vino o comer chocolate es malo. El siguiente dice que es bueno con moderación. Espera, no, es malo. Este efecto yo-yo continúa a menudo, derivado de las limitaciones de cada estudio. Pero hay algunos alimentos con una reputación más consistente. Comer verduras, por ejemplo, se considera generalmente saludable. Y comer mucha carne roja se considera poco saludable.

El consumo global de carne sigue aumentando en Estados Unidos, y el 58% de la carne que se consume es carne roja. Los estadounidenses comen una media de 5 onzas de carne al día, mientras que el Departamento de Agricultura de EE.UU. recomienda que los adultos tomen unas 6 onzas diarias de todo el grupo de carnes y frijoles: carne, pescado, aves, huevos, frutos secos, semillas, frijoles y guisantes.

Leer más  Mi yorkshire no quiere comer pienso

Se sabe que comer mucha carne roja contribuye a las enfermedades del corazón, presumiblemente debido a la gran cantidad de grasas saturadas y colesterol que contiene la carne. O eso es lo que solíamos pensar. Una nueva investigación publicada en Nature Medicine indica que el verdadero culpable es una sustancia química presente en la carne roja llamada L-carnitina. En una serie de experimentos con humanos y ratones, los investigadores descubrieron que la L-carnitina es descompuesta por las bacterias intestinales para producir trimetilamina-N-óxido (TMAO), que investigaciones anteriores han relacionado con daños en el corazón y las arterias. El TMAO altera la forma en que se metaboliza el colesterol, de modo que se elimina menos del organismo, lo que permite que se deposite más colesterol y se endurezca en las paredes de las arterias (aterosclerosis).

Resultados de la pérdida de peso con l-carnitina

Sin embargo, su cuerpo no puede producir los aminoácidos esenciales por sí mismo. Por eso es importante comer suficientes alimentos que contengan metionina y lisina. Su consumo de micronutrientes también cuenta: el hierro, la vitamina B6 y la niacina son fundamentales para la producción de carnitina.

El propósito de este compuesto proteico está relacionado principalmente con el metabolismo de las grasas: transporta los ácidos grasos de cadena larga a las mitocondrias, que son las centrales eléctricas de la célula. Allí los ácidos se convierten en energía en un proceso conocido como β-oxidación. Hay especialmente muchas mitocondrias en las células musculares, nerviosas, sensoriales y ováricas.

Hay muchos estudios que examinan los efectos de la L-carnitina en el rendimiento deportivo. La atención se centra a menudo en si la suplementación con L-carnitina aumenta la cantidad de energía extraída de los ácidos grasos, lo que conduciría a una mejor resistencia y a una mayor quema de grasas. Pero hasta ahora, la suplementación con L-carnitina no se ha relacionado científicamente ni con la quema de grasas ni con un mejor rendimiento deportivo.

Leer más  Alimentos libres de almidon

La mayor parte del exceso de carnitina no se almacena, sino que se excreta. Si se ingiere o se utiliza un exceso de suplementos de L-carnitina, podría producirse un mal aliento. Algunos estudios sugieren que una cantidad excesiva de carnitina, especialmente la procedente de la carne roja, no puede descomponerse completamente en los intestinos, lo que puede alterar la flora intestinal de su cuerpo y producir sustancias que pueden provocar una insuficiencia cardíaca.