Alimentos para desinflamar el higado graso

Alimentos para desinflamar el higado graso 2021

qué alimentos ayudan a curar el hígado graso

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

La enfermedad del hígado graso se caracteriza por la presencia de cantidades anormales de grasa en el hígado, lo que se denomina esteatosis. Si tiene grasa en el hígado pero no hay otros daños, se cree que tiene una enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD).  Si no se trata, puede producirse una inflamación y un daño en las células del hígado, causando una enfermedad llamada esteatohepatitis no alcohólica (EHNA). La EHNA se asocia a la cirrosis, la enfermedad hepática terminal y el trasplante de hígado, y suele estar relacionada con enfermedades cardiovasculares.

Los cambios dietéticos que inducen la pérdida de peso y la adición de alimentos densos en nutrientes y repletos de antioxidantes, como las frutas y las verduras, pueden revertir o prevenir la progresión de la enfermedad. También es importante limitar los carbohidratos refinados, los azúcares simples, los alimentos fritos, los alimentos procesados y los alimentos ricos en grasas saturadas.

alimentos que deben evitarse en caso de enfermedad hepática

Los médicos predican la importancia de una dieta saludable, pero la nutrición no siempre es única. En el caso de los pacientes con hígado graso, la afección hepática crónica más común del país, que afecta a unos 100 millones de estadounidenses y puede provocar cirrosis y cáncer, es importante centrarse en la dieta y en los cambios de estilo de vida.

Como dietista y nutricionista registrada en la Clínica de Enfermedades Metabólicas y del Hígado Graso de la Universidad de Chicago, recomiendo una dieta llena de grasas saludables y alimentos de origen vegetal -así como hasta tres tazas de café al día- para ayudar a mantener el hígado sano.

Según la Fundación Americana del Hígado, aún no existen tratamientos médicos para la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Esto significa que seguir una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad son las mejores maneras de prevenir el daño hepático o de revertir la enfermedad una vez que se encuentra en las primeras etapas. Sabemos que la gente no quiere sentir que está a «dieta», por lo que trabajamos muy duro con nuestros pacientes para ayudarles a centrarse en los cambios de estilo de vida, lo que incluye una dieta saludable, ejercicio y dormir mucho y bien.

cómo revertir el hígado graso

El hígado graso es frecuente, sobre todo en personas con diabetes y sobrepeso. Aunque puede no causar ningún síntoma, puede acarrear importantes problemas de salud. Cambiar el estilo de vida es la clave para prevenir y mejorar esta enfermedad.

Un hígado sano contiene muy poca o ninguna grasa. Si se bebe demasiado alcohol o se come demasiado, el cuerpo se encarga de este exceso convirtiendo parte de las calorías en grasa. Esta grasa se almacena en las células del hígado.

Algunas personas tienen hígado graso debido a otras enfermedades, como el síndrome de ovario poliquístico (SOP), la hepatitis B crónica, la hepatitis C crónica o la hemocromatosis (una anomalía genética del almacenamiento de hierro), o reacciones a fármacos como el kava o medicamentos como los esteroides o la quimioterapia.

El médico diagnosticará el hígado graso hablando primero con usted y luego examinándole. Es posible que le pida que se haga un análisis de sangre llamado prueba de la función hepática para ver la salud de su hígado. También puede pedirle que se haga una exploración, como una ecografía o una resonancia magnética.