Anatomia del riñon del perro

Anatomía del estómago del perro

Los riñones son órganos emparejados que residen en el abdomen dorsal. Uno a la izquierda y otro a la derecha. Su función es filtrar la sangre a través del glomérulo para formar lo que se conoce como el filtrado. Este filtrado se reabsorbe en su totalidad a lo largo de la nefrona hasta que lo que queda son compuestos superfluos para las necesidades del organismo. Algunos compuestos, normalmente reabsorbidos en su totalidad, están en ocasiones presentes en el organismo en exceso. Los túbulos renales son capaces de responder a este exceso y excretar dichos compuestos en mayor cantidad. Así es como los riñones desempeñan un papel importante en la homeostasis del organismo. Los riñones también desempeñan un papel fundamental en el equilibrio hídrico total del organismo. Varían su excreción de agua en relación con el estado de hidratación del animal.

Los riñones reciben el 25% del gasto cardíaco. De éste filtran el 20% del plasma formando un filtrado del que se reabsorbe todo menos el 1%. Esto equivale a que todo el volumen circulatorio es filtrado y reabsorbido cada 30 minutos. Las funciones de los riñones son mantener el volumen y la composición del plasma, regular los niveles de agua, iones y pH, retener los nutrientes y excretar los residuos, las toxinas y el exceso de electrolitos. Los riñones cumplen estas funciones mediante la filtración glomerular, la reabsorción de solutos, la secreción tubular, el equilibrio hídrico y la regulación ácido-base.

Tipos de riñón en los animales

La enfermedad renal es un problema de salud grave en los perros que requiere atención médica. Otros términos comunes para referirse a la enfermedad renal son insuficiencia renal, fallo renal e insuficiencia renal. Es útil que los propietarios de perros entiendan las diferentes formas de enfermedad renal y los signos que indican una enfermedad renal. Cuando los riñones de un perro no funcionan correctamente, esto puede afectar a todos los demás sistemas del cuerpo.

Los riñones son órganos vitales en los vertebrados, incluidos los perros y los humanos. Los riñones de un perro están situados en la parte media del abdomen, cerca de la espalda (muy similar a la ubicación de los riñones humanos). Los riñones están unidos a una extensa red de vasos sanguíneos que conectan con otros órganos vitales. Los riñones son órganos complicados que cumplen varias funciones. Son responsables de mantener un equilibrio adecuado de electrolitos y pH en la sangre. Los riñones filtran los residuos de la sangre y producen la orina a través de la cual se excretan los residuos. Los riñones también producen hormonas y enzimas que ayudan a regular varias funciones en todo el cuerpo. El corazón y los riñones trabajan juntos para mantener el cuerpo en funcionamiento. Al igual que los humanos, los perros no pueden sobrevivir sin ningún riñón, pero pueden vivir con un solo riñón.

Anatomía del sistema urinario del perro

La enfermedad renal es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en pacientes veterinarios, con una prevalencia estimada del 0,5% al 7% en perros y del 1,6% al 20% en gatos. Las enfermedades del riñón que pueden tratarse quirúrgicamente son menos comunes, y la cirugía suele centrarse en la obtención de muestras de tejido (biopsia), la extracción de cálculos y el tratamiento de lesiones traumáticas o afecciones neoplásicas. La importancia de los riñones en la eliminación de los productos metabólicos de desecho, el mantenimiento del equilibrio normal de líquidos y la regulación de la presión arterial puede complicar la intervención quirúrgica, ya que los pacientes con enfermedad renal primaria o secundaria suelen ser malos candidatos para la anestesia y la cirugía. Un buen conocimiento de la anatomía, fisiología y función renal es tan importante para los cirujanos como la comprensión de los procedimientos diagnósticos y quirúrgicos relacionados con el riñón.

Los riñones son estructuras emparejadas, con forma de judía, situadas en el espacio retroperitoneal directamente debajo de los músculos sublumbares. El polo craneal del riñón derecho se encuentra en la fosa renal del lóbulo caudado del hígado y está situado más cranealmente que el riñón izquierdo. El polo craneal del riñón izquierdo se encuentra lateral a la glándula suprarrenal ipsilateral, que está estrechamente asociada a la cara craneal de los vasos renales izquierdos. El riñón izquierdo suele ser más móvil que el derecho.

Anatomía del riñón de vaca

Los riñones son órganos emparejados que residen en el abdomen dorsal. Uno a la izquierda y otro a la derecha. Su función es filtrar la sangre a través del glomérulo para formar lo que se conoce como el filtrado. Este filtrado se reabsorbe en su totalidad a lo largo de la nefrona hasta que lo que queda son compuestos superfluos para las necesidades del organismo. Algunos compuestos, normalmente reabsorbidos en su totalidad, están en ocasiones presentes en el organismo en exceso. Los túbulos renales son capaces de responder a este exceso y excretar dichos compuestos en mayor cantidad. Así es como los riñones desempeñan un papel importante en la homeostasis del organismo. Los riñones también desempeñan un papel fundamental en el equilibrio hídrico total del organismo. Varían su excreción de agua en relación con el estado de hidratación del animal.

Los riñones reciben el 25% del gasto cardíaco. De éste filtran el 20% del plasma formando un filtrado del que se reabsorbe todo menos el 1%. Esto equivale a que todo el volumen circulatorio es filtrado y reabsorbido cada 30 minutos. Las funciones de los riñones son mantener el volumen y la composición del plasma, regular los niveles de agua, iones y pH, retener los nutrientes y excretar los residuos, las toxinas y el exceso de electrolitos. Los riñones cumplen estas funciones mediante la filtración glomerular, la reabsorción de solutos, la secreción tubular, el equilibrio hídrico y la regulación ácido-base.