Se le puede dar naranja a los perros

Se le puede dar naranja a los perros

Judías verdes

¿Su perro se revuelve por la fruta? Algunos perros no se molestan, pero otros adoran las golosinas ácidas y afrutadas. Los perros tienen un sentido del olfato mucho mejor que el de los humanos, pero en realidad sólo tienen una quinta parte de las papilas gustativas. Eso puede significar que tienen un sentido del gusto menos sensible.

Las investigaciones demuestran que los perros pueden degustar sabores dulces, salados, agrios y amargos, además de una mayor capacidad para percibir los sabores de la carne y la grasa. Esto podría explicar por qué no todos los perros se vuelven locos por los alimentos dulces.

La respuesta es sí, pero en cantidades limitadas. Las naranjas no son tóxicas para los perros, pero el sistema digestivo canino no está diseñado para procesar grandes cantidades de naranjas debido a su alta acidez y contenido de azúcar.

Curiosamente, los perros sanos pueden producir su propia vitamina C, por lo que este tentempié no es «imprescindible» en su dieta diaria. Sin embargo, en pequeñas dosis, las naranjas pueden ayudar a reforzar el sistema inmunitario con una dosis extra de vitamina C, potasio y fibra.

Los perros excepcionalmente atléticos pueden beneficiarse de un suplemento de vitamina C. La veterinaria neoyorquina Christine Keyserling dijo a petmd.com: «En algunos perros, el ejercicio o el estrés extremos pueden sobrepasar la capacidad del hígado para producir vitamina C. En estos casos, puede ser beneficioso proporcionar un suplemento adicional de vitamina C. Sin embargo, para la mayoría de las mascotas, no es necesario».

Arándanos

La respuesta es sí, los perros pueden comer naranjas, pero sólo dentro de lo razonable. Estos cítricos son perfectamente seguros, incluso beneficiosos, si se les da una cantidad moderada. Si su perro come demasiadas naranjas, podría sufrir un malestar estomacal y desarrollar problemas digestivos, entre otros problemas de salud. Siga leyendo para saber más.

Consejo profesional: ¿Su perro o gato tiene la costumbre de tragar cosas que no debería? Los problemas gastrointestinales se encuentran entre las reclamaciones más comunes del seguro de mascotas para perros, y más del 90% de las mascotas sufrirán una emergencia una vez en su vida. Con un seguro para mascotas, puede centrarse más en el bienestar de su perro y preocuparse menos por el coste de sus cuidados críticos.

Las naranjas son ricas en fibra dietética, potasio, tiamina y folato, y tienen un bajo contenido en sodio. También contienen altos niveles de vitamina C, que puede reforzar el sistema inmunitario de su cachorro y ayudarle a mantener a raya las enfermedades.

Si bien es cierto que los cachorros producen vitamina C por sí mismos, si su amigo canino realiza una actividad física intensa o se estresa con frecuencia, su hígado puede no ser capaz de sintetizar la vitamina C, por lo que el consumo de naranjas puede ser beneficioso para su bienestar. Incluso si éste no es el caso de su perro, un poco de vitamina C adicional no le hará daño, ya que se trata de una vitamina hidrosoluble que será excretada.

Uvas

No es raro que quiera mimar a su perro compartiendo las sobras de la mesa o su bocadillo favorito de comida para personas en lugar de una golosina para perros. Al fin y al cabo, si usted puede comerlo, su perro también puede hacerlo, ¿verdad? No necesariamente. Aunque muchos alimentos para personas son perfectamente seguros para los perros, algunos son muy poco saludables y francamente peligrosos, por lo que es fundamental saber qué frutas y verduras pueden comer los perros.

Los perros digieren los alimentos de forma diferente a los humanos, y la ingesta de alimentos inadecuados puede provocarles problemas de salud a largo plazo y, en casos extremos, incluso la muerte. Como omnívoros, los perros no necesitan realmente frutas o verduras en su dieta, pero una fruta o verdura ocasional como premio está bien. Los alimentos frescos para perros también incluyen verduras frescas en las comidas. Siga leyendo para saber qué frutas y verduras pueden compartirse con moderación y cuáles deben evitarse.

Sí, los perros pueden comer manzanas. Las manzanas son una excelente fuente de vitaminas A y C, así como de fibra para su perro. Son bajas en proteínas y grasas, lo que las convierte en el tentempié perfecto para los perros mayores. Sólo asegúrese de quitarles las semillas y el corazón primero. Pruébelas congeladas para obtener un refrigerio helado para el clima cálido. También puede encontrarla como ingrediente en las golosinas para perros con sabor a manzana.

Naranja

Algunas frutas pueden ser bastante beneficiosas para los caninos, pero ¿pueden los perros comer naranjas? Sí, su perro puede disfrutar de esta fruta dulce y jugosa, ya que las naranjas no son tóxicas para los perros. El ácido cítrico y los azúcares naturales de las naranjas no suponen un problema, a menos que le dé a su perro demasiado para comer.

Las naranjas son ricas en vitamina C y fibra, y además tienen un sabor que gusta a la mayoría de los perros. Aunque los caninos no necesitan recibir suplementos de vitamina C, las fuentes frescas de esta vitamina, como las verduras y frutas aptas para perros, pueden beneficiar al sistema inmunitario del perro.

Pero, ¿pueden los perros comer cáscaras de naranja? A veces, los padres de mascotas se preguntan si los perros también pueden comer cáscaras, ya que contienen más nutrientes que la pulpa de la fruta, a menudo porque un perro travieso se hace con algunas cáscaras desechadas. Por desgracia, los perros no pueden comer cáscaras de naranja, ya que son difíciles de digerir y provocan una obstrucción intestinal, así que absténgase de dar cáscaras de naranja a su Fido, ya que los riesgos superan los posibles beneficios.

Dependiendo del tamaño de su perro, puede darle una o dos rodajas (razas pequeñas) o una naranja pequeña entera (perros grandes). Sin embargo, aunque están llenas de vitaminas y son deliciosas, las naranjas no deberían ser un capricho diario, sino un manjar ocasional.