Cerdo cocido para perros

¿es buena la carne de cerdo para los perros?

Normalmente, pensamos que la carne es buena para que los perros la ingieran porque parece natural. Nosotros la comemos. Los lobos la comen. Parece justo que los perros también puedan comerla. Pero, ¿es seguro que los perros coman carne de cerdo?

Los perros pueden comer carne de cerdo sin más, pero debe estar sin condimentar y completamente cocinada. Añadir condimentos y aliños, aunque es delicioso para los humanos, puede ser extremadamente peligroso para la salud de su perro. Algunos de estos condimentos peligrosos son:

La carne de cerdo cruda no es segura para los perros y puede provocarles graves problemas de salud. Al igual que en el caso de los humanos, comer carne de cerdo cruda o poco cocinada puede ser mortal para los caninos. La carne de cerdo cruda contiene un parásito llamado larvas de triquina, que puede causar la infección parasitaria conocida como triquinosis. Esto puede acarrear importantes problemas de salud para usted y su perro.

Ambos alimentos altamente procesados son carcinógenos conocidos que están relacionados con el cáncer, según la Organización Mundial de la Salud. Ambos tienen un alto contenido en sal y pueden provocar hinchazón de estómago, deshidratación y, en casos extremos, pancreatitis.

¿pueden los perros comer carne de cerdo?

El cerdo es el término que designa la carne procedente de un cerdo, que incluye el tocino, el jamón, el gamón y las salchichas. La carne de cerdo es una fuente de proteínas nutritiva y muy agradable al paladar, y cuando se le da como parte de una dieta equilibrada y completa es un buen ingrediente para alimentar a su perro.

A menudo se considera que la carne de cerdo es una carne procesada cargada de grasa debido a determinados cortes como las salchichas y el bacon. Estos productos de cerdo procesados pueden ser ricos y grasos y a menudo contienen mucha sal, que el estómago de un perro no está preparado para soportar. Proporcionar un flujo de carne de cerdo en forma de sobras de mesa puede suponer un problema y provocar a su perro un malestar estomacal. Además, la carne de cerdo destinada al consumo humano suele contener otros ingredientes, como condimentos y especias, que pueden ser muy tóxicos para los perros.

Si va a alimentar a su perro con carne de cerdo, hay otros cortes que ofrecen alternativas menos procesadas o menos grasas. Cocine siempre bien la carne de cerdo antes de dársela, y no añada aditivos, condimentos ni otros ingredientes.

Como la carne de cerdo sin cocinar puede contener larvas de triquina, sólo debe alimentar a su perro con carne de cerdo cocinada. Los síntomas de una infección por triquina incluyen vómitos, diarrea, fiebre, letargo y rigidez; aunque a veces los perros pueden no mostrar síntomas. Si su perro ha consumido carne de cerdo cruda, llévelo al veterinario como medida de precaución.

beneficios de la carne de cerdo para los perros

Desde el tocino chisporroteante por la mañana hasta las salchichas a la hora del almuerzo y las aromáticas costillas de cerdo para la cena, hay muchas oportunidades para que los perros se entusiasmen cuando la carne de cerdo está en el menú familiar. Pero, ¿debería incluirse la carne de cerdo en el menú de su perro?

Por desgracia, no hay una respuesta directa a esta pregunta. La carne de cerdo se presenta en diversas formas -cocida o cruda, con o sin huesos-, por lo que no hay una respuesta sencilla de «sí» o «no». Depende del tipo de cerdo y de cómo se cocine y sirva.

La carne de cerdo puede adoptar muchas formas diferentes. Los perros no sólo piden tocino y jamón, sino también pepperoni en una porción de pizza o el olor de una furgoneta de perritos calientes, que puede hacer que muevan la cola de inmediato.

La carne de cerdo se considera generalmente segura para los perros, pero no siempre es saludable y hay algunos tipos de carne procesada que es mejor dejar completamente fuera del menú canino. Si a su perro le gusta la carne de cerdo, la mejor manera de servírsela es dándole un poco como golosina, y asegurándose de que esté simplemente cocinada sin ninguno de los adornos que tanto nos gustan a los humanos.

¿pueden los perros comer carne de cerdo cocida?

Si tiene alguna duda sobre si su perro puede o no comer carne de cerdo, aquí encontrará la respuesta. Analizamos aspectos como la carne de cerdo procesada o sin procesar, los distintos tipos de carne de cerdo, las alternativas a la carne de cerdo y mucho más…

Existen muchas fuentes de proteínas y carnes deliciosas que seguramente harán que a un cachorro se le haga la boca agua. Sin embargo, si hay una que parece volver locos de emoción a nuestros amigos caninos, ésa es la carne de cerdo.

Sin embargo, la carne de cerdo se presenta en todas las formas, como el bacon, el jamón, el gamón y las salchichas. Esto hace que sea difícil decir un «sí» o un «no» definitivo sobre si la carne de cerdo es mala para los perros y si éstos deben comerla.

Las variedades procesadas de carne de cerdo, como el bacon, pueden contener altos niveles de sal y grasa, lo que significa que no son especialmente saludables y es mejor dejarlas fuera de cualquier menú canino. Por el contrario, los cortes más magros del cerdo, como el lomo, son buenos para los perros y muy nutritivos.

A diferencia de sus antepasados los lobos, los perros no son carnívoros, sino omnívoros, y han evolucionado para digerir tanto la carne como los almidones. A pesar de estos cambios evolutivos, las proteínas siguen siendo una parte absolutamente esencial de su dieta y desempeñan un papel vital en aspectos como la formación y el mantenimiento de huesos sanos. Sin suficientes proteínas, los perros pueden desarrollar huesos débiles y frágiles.